Tipos de tequila y sus diferencias

Existen diversos tipos de tequila, y para los no conocedores, puede ser difícil identificarlos, o pueden sentir que están probando una bebida totalmente diferente según lo que les sirvan. Lo primero que debes saber es que si no está elaborado con Tequilana Weber o Agave Azul, no estás tomando tequila, sino mezcal, cuyo sabor puede parecerse mucho.

El tequila blanco es el mas popular, y también el que tiene un mayor grado de alcohol por trago, se elabora sin azúcares ni colorantes artificiales, por lo cual es el más puro. Este tipo de tequila puede tener una variante cuando se deja “reposar” por algunos meses en barriles de roble, esto lo convierte en el llamado “Tequila reposado”, el cual se sirve en tragos pequeños (shots) con un borde de sal en el vaso.

El tequila añejo se reposa por entre uno y tres años, lo que lo suaviza y le da un sabor a madera; se debe servir sin hielo, ya que la mezcla podría disminuir su sabor, que ya de por si es más suave; al dejar pasar más tiempo en reposo y al trabajarlo en barriles de encino o de roble blanco, se convierte en “tequila extra añejo”; la principal diferencia de este tipo de tequila es el color ámbar, similar al de otras bebidas, que se obtiene luego de 3 años de añejamiento de forma natural. Cabe destacar que los expertos toman estos dos sin mezclarlos con nada, ya que consideran que cualquier mezcla reduciría su sabor.

Como en el vino, hay un tipo “Reserva”. El “Tequila de Reserva” es el más destacado y el más costoso, se reposa o añeja por más de 8 años, por lo que su sabor se intensifica. De igual manera, mediante un proceso de destilación se le elimina el agua y se le deja más alcohol, estando catalogado a nivel mundial como un “Gran licor”, lo cual se evidencia en sus presentaciones y precios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *