Tecnología y tequila

Para muchos el crecimiento tecnológico de las últimas décadas es inexplicable. Los nuevos celulares resultan difíciles de entender, ni qué decir de los relojes inteligentes, las computadoras y todo tipo de aparatos modernos. Y están en todas partes: las telecomunicaciones, el transporte, la economía… No se puede negar que, aplicadas correctamente, nos hacen la vida más fácil.

Recientemente se realizaron estudios y pruebas para determinar si con el uso de drones se podían reforestar bosques dañados por la sequía o incendios. El experimento consistió en configurar los aparatos voladores para que depositaran una carga de semillas, previamente almacenadas en el interior del dron, cada cierta distancia. Otro dron realizó el mismo recorrido depositando una combinación de tierra y abono. Luego de varias semanas, las plantas germinaron y el experimento fue considerado un éxito.

El siguiente paso lógico es aplicarlo a algún sector de la agricultura que rinda beneficios económicos. Y la primera industria en ver el potencial de esta idea es la de producción de tequila. En el norte de México ya comenzó a ponerse en práctica, e incluso han ido un paso más allá. Están utilizando los dispositivos para monitorear las temperaturas, tomar muestras del suelo, y para combatir plagas y gérmenes en pequeñas zonas. El único inconveniente que han encontrado hasta ahora es que los aparatos voladores no disponen de mucho espacio de almacenamiento, por lo que tienen que estar dando viajes desde y hasta un punto determinado, por lo que se pierde mucho tiempo, y la batería dura menos. Pero es sin dudas un avance con respecto a lo que hacían anteriormente, ya que de igual manera las personas no podían cargar con grandes pesos y tenían que hacer los viajes. De seguro que todos los trabajadores del sector tequilero agradecerán el alivio que esta novedad representa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *