¿Qué es el mezcal?

México es un referente mundial en cuanto a producción de bebidas alcohólicas. La palabra tequila lleva implícito el adjetivo mexicano, que es un sello de calidad. Muchas personas confunden el tequila con el mezcal, es por eso que resulta pertinente explicar en qué consiste la bebida llamada mezcal.

El mezcal se obtiene a partir de la variedad de agave del mismo nombre, de la que se emplea su parte central conocida como piña. Originalmente, se obtenía de una forma artesanal, pero la mayoría de las empresas de la actualidad utilizan métodos más modernos.

El proceso era el siguiente: en el suelo de tierra se crea un hueco en el que se coloca piedra volcánica y se introducen varias piñas; este foso se tapa con las hojas de la misma planta y se deja cocinándose durante varios días. Luego se extraen las piñas y se hierven, y este líquido se destila para obtener una bebida clara a la que se le pueden añadir frutos o hierbas para darle diferentes matices. Se emplean frutas como la manzana o la pera, hierbas aromáticas como la menta, semillas como la del café, pero el elemento más famoso y singular es el gusano del maguey.

El maguey es la variedad de agave de la que se obtiene la bebida, y a veces en sus hojas se pueden encontrar estos gusanos, símbolo de una mala cosecha. Sin embargo, adicionar uno de estos gusanos a la botella de mezcal aporta un sabor característico apreciable para los conocedores del tema. Aunque muchos se sientan frenados ante la propuesta de una bebida que contiene a un ser vivo conservado en su interior, se sienten más propensos a probarla una vez que se les informa que el gusano no se come, y que ha pasado por numerosos procesos de esterilización y controles sanitarios.