La meta a largo plazo: Satisfacer la gran demanda de Tequila

México es un país muy rico en cultura que es conocido alrededor del mundo, ya sea por las playas de Acapulco, por la deliciosa gastronomía e incluso por sus famosos artistas. Sin embargo, hay algo que siempre resalta sobre todas estas cosas, una bebida que hace que todas las personas deseen irse de fiesta a celebrar la vida: el tequila.

Originario de un poblado localizado en Jalisco con el que comparte el mismo nombre, este licor ha sido producido desde el siglo XVI. Con el pasar de los años su presencia se ha hecho más notoria y, además de eso, se han creado variaciones para gustar a distintas personas.

Celebraciones como el Día del Tequila contribuyen a esta continua expansión donde la gran protagonista es esta bebida que se ha convertido en favorita de los mexicanos desde hace cientos de años. El Consejo Regulador del Tequila ha registrado un crecimiento de 7.2% de 2016 a 2017 y, con más de 200 millones de litros exportados desde México, esta cifra no tiene intenciones de bajar.

A pesar de que es impresionante el éxito que ha tenido el tequila y que cada vez son más las personas de todas partes del mundo que han tomado interés, esto no ha sido del todo bueno. La gran demanda requiere de una producción masiva y, considerando que los agaves son flores de lento crecimiento, son muchas las plantaciones que se han visto forzadas a preparar tequila con agaves de menor edad para poder asegurar el abastecimiento.

Los dueños de las haciendas se han dado a la tarea de ampliar estos sembradíos de agave para, de esa manera, prepararse y lograr satisfacer la demanda que seguramente aumentará en los próximos años. Gracias a esto, la producción de tequila ha enfocado su visión a largo plazo y los agricultores se esfuerzan diariamente para seguir ofreciendo al mundo un tequila de la más alta calidad que satisfaga a los paladares más exigentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *