El lado oscuro mexicano

Aunque se han llevado a cabo miles de programas, y cada presidente promete poner fin a la corrupción y a la mafia mexicana, desgraciadamente todavía es un flagelo que corrompe a muchos y pone en peligro a otros.

Los carteles mexicanos siempre han sido grandes traficantes de droga, uno de los negocios más lucrativos que existen. Por tanto, no es descabellado suponer que muevan millones de dólares anualmente. Los principales jefes están bien protegidos y nadie puede probar que pertenezcan a estas organizaciones, ya que invierten el dinero en propiedades y otros negocios. Esto hace que tengan un elevadísimo nivel de vida, lleno de lujos y comodidades.

Es esta opulencia de los grandes líderes del crimen en México la que muchos casinos tratan de imitar, no solo en salones, sino también en páginas como casinos-enlinea.com.mx que tienen un crupier en vivo. Los lujos sin fin, el derroche de elegancia y la ostentación son características que se copian e imitan en casinos en todo el mundo, hasta el punto de la vulgaridad. Pero es esta vulgaridad la que atrae a tantas personas al lugar, sin darse cuenta que ellos están financiando esos excesos con sus pérdidas más que con sus ganancias. No obstante, las personas quedan como hipnotizadas cuando entran a un salón de juego ambientado como un fastuoso salón de un poderoso magnate mexicano, orgulloso de sus raíces por más dinero que tenga, así que nunca van a faltar en la decoración elementos más tradicionales como grandes sombreros mexicanos, botellas de tequila, cuadros de charrerías y decoración en colores que recuerden al árido desierto mexicano.

Los casinos también mueven grandes sumas de dinero, y muchas veces han sido cortinas para que grupos mafiosos laven su dinero sucio, así que ambos temas están envueltos en una nube de misterio y peligro que atrae a los visitantes, ávidos por convertir unos pocos pesos en millones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *